Bicicleta de Montaña

bicicleta-de-montana-45.jpg

¿BICICLETA DE MONTAÑA 29-27.5 o 26?

Que bicicleta de montaña de 29, 27.5 o 26 pulgadas comprar, desde hace unos pocos años está habiendo un gran revuelo entre marcas y aficionados a esta modalidad deportiva, en relación con las bicicletas de montaña de 29 o 27.5 y sus diametros. Hasta hace poco era una duda para los aficionados a las bicicletas de montaña que no existía y una necesidad que ni se nos pasaba por la cabeza. La rueda de 26” eran para bicicleta de montaña, la de 24” para niños y la de 20” para la bicicleta plegable, sin olvidar la de 28” más relacionada con las bicicletas de paseo e incluso ciclismo, pero nunca para una bicicleta de montaña.

Las bicicletas de montaña de 29, 27.5 y 26 pulgadas.

Pues bien, ahora estamos en plena guerra de diámetros de ruedas en las bicicleta de montaña en 29, 27.5 y 26 plugadas. Cuando aparecieron los modelos de ruedas de bicicleta de montaña de 29” mucha gente incluidos profesionales alabaron aquel cambio, pero tras el paso de pocos años, esos mismos alaban hoy con igual fuerza las bicicletas de montaña de 27,5”. Actualmente cada diámetro de rueda tiene sus seguidores y sus detractores, la tendencia de hoy es un punto intermedio entre las bicicletas de montaña de 26” de toda la vida y las 29er, en este caso sería un diámetro de 27,5 por cuya medida algunas compañías han apostado fuertemente.

En esta sección de Cloot Bike, os vamos a relatar los pormenores de cada diámetro de rueda, para que según vuestras prioridades podáis elegir con mayor criterio la bici de montaña más adecuada a vuestro tipo de conducción. Ya os avisamos que no existe la rueda perfecta, pero sí la ideal, y eso depende de cada corredor, del tipo de ruta que haga, si es más bien técnica o por el contrario más rodadora, así como de si preferimos una bicicleta de montaña más bien ágil aunque en las bajadas sea más inestable, o por el contrario una bicicleta de montaña más estable en las bajadas perdiendo rapidez de repuesta en las subidas. En nuestro equipo hay quien corre con bicicletas de montaña de 26” 27,5” y en 29” y todos destacan bondades en cada una de las disciplinas, al fin y al cabo, es como elegir un coupe o un familiar, depende de la situación de cada uno sin olvidar del espacio que tenga en casa, que también es importante, ya que una bici de montaña de 29” puede no llegar a caber en un potabicicletas e incluso en un ascensor.

Rendimento de la bicicleta de montaña de 29, 27.5 y 26.

En el siguiente artículo, veremos las situaciones en la que nuestra bicicleta de montaña rinde mejor dependiendo del diámetro de cada rueda. Destacar que no es lo mismo la sensación que tengamos sobre la bicicleta de montaña, que la realidad de los test en los bancos de pruebas, llenos de sensores para mostrar la realidad.

Agilidad: Este concepto relacionado con las bicicletas de montaña está referido a la facilidad con la que ayudan en momentos de menos agarre para evitar que nos caigamos al suelo.
En este campo, las más ágiles y maniobrables son las ruedas de 26”, aunque subidos a una bicicleta de montaña de 27,5” la sensación errónea es que sobre esta rueda se tiene más maniobrabilidad, debido a su mejor agarre.

Tracción: Qué tipo de rueda de bicicleta de montaña tiene mejor estabilidad es una pregunta muy frecuente. Para aquellos bikers que busquen estabilidad en curvas cerradas su clara decisión es una 29er. Pese a tener la sensación de que son lentas y con poca maniobrabilidad, lo contrarrestan con su gran agarre y su casi nula pérdida de tracción. Tras estas situaríamos a las bicicletas de montaña de 27,5 que dan una buena sensación en el control de nuestra bicicleta. Las que salen peor paradas en esta situación son las ruedas de 26” que en curvas cerradas siempre pierden tracción por su menor punto de contacto con el terreno, aunque lo contra restan con su mejor agilidad.

Subidas: Si algo hemos oído hasta la saciedad de las bicicletas de montaña de 29” es que se necesita estar muy fuerte para subir con ellas, y esto se traduce justo en este punto, su dificultad de subir en rampas de largo recorrido. Su mayor tracción produce la ventaja de no perder agarre en las subidas cortas, y el inconveniente de un esfuerzo extra en las subidas largas. Como vais viendo no hay una rueda perfecta, leyendo el artículo habría que cambiar de bicicleta según la ruta, por lo que como comentamos al principio, uno tiene que valorar cada punto y ver qué tipo de conducción prefiere en su bicicleta de montaña. Y volviendo al tema de las subidas por ser un punto medio entre “excesivo agarre” de las 29er y la falta del mismo de las de 26” las ganadoras son las de 27,5” seguidas de cerca de las bicicletas de montaña de 26”.

Bajadas: Si lo que te gusta es bajar rápido y tu técnica no es demasiado refinada, si quieres suplir esa carencia con una bicicleta de montaña que te dé seguridad, entonces la repuesta es fácil, elije las bicicletas de montaña de ruedas de 29”. No tendrás que ir sorteando piedras ni intentar buscar la mejor trazada, su mayor diámetro y te darán esa sensación de flotabilidad que muchos nombran y te permitirá desplazarte de manera segura sobre las piedras del terreno encima de tu bicicleta de montaña. En segunda posición y próxima a las anteriores se quedarían las de 27,5” aunque tendrás que estar más pendiente de los imprevistos. En último lugar se quedarían las de 26” donde es un reto para la técnica bajar por trialeras y si no eres un biker muy experimentado aquí es donde las bicicletas de montaña de doble suspensión son más recomendables con este diámetro de rueda para subsanar ese inicial descontrol en una bicicleta de montaña rígida si tu técnica no está muy refinada.

Velocidad: Si te gusta la velocidad con tu bicicleta de montaña, y salir rápido de cualquier situación, si lo que buscas es dar un buen tirón de pedales y que tu montura vuele, si eres de los que le gusta desfondarse con acelerones, entonces tu elección es una bicicleta de montaña de 26”. Son ligeras y ágiles. Frente a ellas las bicicletas de montaña de 29” debido a su mayor diámetro necesitan un mayor esfuerzo en velocidad punta y que unido a su mayor rozamiento debido a su agarre, les cuesta más aumentar de forma rápida la velocidad, de ahí lo que dijimos al principio de que… “hay que estar fuerte para llevar estas bicicletas”. Por otro lado las bicicletas de montaña de 27,5” serían de nuevo un punto intermedio.

Bicicleta de montaña 26” pulgadas

Este modelo de bicicleta de montaña, se destaca por su ligereza y su manejo. Desde Cloot Bike lo recomendamos para aquellos que buscan una bicicleta de montaña ligera, con gran movilidad y les gusta dar acelerones y la adrenalina de la velocidad punta, todo ello debido al diámetro menor de sus ruedas de 26” que las convierte en pesos pluma de gran respuesta.

Ventajas: Estas bicicletas de montaña tienen una excelente aceleración tanto arrancando desde parado como después de un repecho, debido al menor diámetro de sus ruedas y su mayor ligereza. Esta situación también favorece al frenado, ya que las zapatas encuentran una menor resistencia debido al peso, con lo que la frenada es más potente, sobre todo en los descensos. Su geometría permite hacerlas más cortas entre ejes, por lo que son bicicletas de montaña aconsejables para caminos ratoneros y sendas técnicas. Además su menor momento de inercia debido al diámetro de su rueda favorece más si cabe esta agilidad, que unido a su menor altura del manillar, permite atacar mejor las trialeras y las zonas rotas de subida sin necesidad de un desgaste físico mayor necesario en otras bicicletas de montaña.

Inconvenientes: Con estas bicicletas de montaña, los descensos en situaciones de gran pendiente necesitan de buena dosis de técnica y valor, pues se requiere de mucha atención en la trazada, cualquier fallo puede dar con nuestros huesos en el suelo. Para evitar esto la posición en la bicicleta de montaña debe ser muy retrasada para no salir por arriba del manillar y debemos de tener una buena experiencia y técnica para que nuestras rutas en bicicleta de montaña sean placenteras.

Bicicleta de montaña 27,5″ pulgadas (650B)

Esta es la nueva tendencia en bicicleta de montaña, que apareció en el mercado hará un par de años. Tras el primer boom ocasionado por las ruedas de 29” es el momento de las 27,5”. Como es lógico esta medida se sitúa entre las clásicas 26” y las 29”, vienen a cubrir un punto intermedio intentando coger lo mejor de una y otra geometría de las bicicletas de montaña, pero como todas las demás tiene puntos buenos y puntos malos.

Beneficios: Posee una buena agilidad acercándose más a sus hermanas pequeñas de 26” y alejándose de las de 29”. El esfuerzo necesario para moverla no es tan rápido como las bicicletas de montaña de 26” pero tampoco es tan costoso dar acelerones como con las bicicletas de montaña de 29”. La posición de ataque es cómoda y su tracción buena, sin olvidar que en las bajadas traza por donde le marcamos sin necesidad de una técnica tan depurada como en las bicicletas de montaña de 26”. Ofrece menos limitaciones de compatibilidad ya que algunos cuadros de 26” y obviamente de 29” permiten el uso de este diámetro de llantas. Su geometría al igual que ocurría con las de 26” es menos forzada.

Inconvenientes: Su conducción no es tan ligera como una 26″ y tampoco tiene la facilidad de flotación en los descensos como las bicicletas de montaña de 29”. Como ya hemos comentado es un punto intermedio entre los dos mundos. No tiene la agilidad de las de 26” ni tampoco la flotabilidad de las de 29”, va bien por sendas pero no tanto como una de 26” baja bien, pero no tanto como una bicicleta de montaña de 29”. En definitiva y como hemos citado muchas veces, depende de lo que busques en una bicicleta de montaña.

Bicicleta de montaña 29” pulgadas (29er)

Se podría decir que es básicamente el aro de una rueda de carretera de 700cm de circunferencia con un neumático de bicicleta de montaña. Por su conducción, sensaciones y manejo, estaría en otra categoría respecto a las dos anteriores. Las bicicletas de montaña de 29” aunque parezcan una novedad lo cierto es que aparecieron hace muchos años en Estados Unidos en disciplinas como el CrosCountry o el maratón. La principal ventaja de estas ruedas para bicicletas de montaña es permiten superar con más holgura los obstáculos sobretodo en las bajadas. Son bicicletas de montaña por ende más estables, con mayor distancia entre ejes. Su parte delantera es más alta, lo que se traduce en una posición más cómoda para pedalear. Su respuesta no es rápida pero es una buena opción para quienes se inician en rutas no demasiado exigentes y cuya forma física es media, ya que si hay muchos desniveles necesitarán de una mejor forma, que sin lugar a dudas, con esta bicicleta de montaña de 29” acabarán lográndola. De este modo, ciclistas menos habilidosos pueden beneficiarse de la capacidad de rodadura y de salvar obstáculos de una rueda grande, algo que se les complicaría más con una rueda de 26”. Curiosamente, para las bicis de gran recorrido trasero (enduro, descenso…) se mantiene básicamente el estándar de la rueda de 26”, aunque esto se debe a que las ruedas de 29 son demasiado grandes para evitar incompatibilidades con las flexiones de un cuadro con tanto recorrido trasero.

Beneficios: El diámetro en esta bicicleta de montaña, al ser mayor es donde mejor se aprecian sus principales beneficios sobre todo al traccionar en el paso por curvas y descensos. Su mayor diámetro minimiza esa sensación de traqueteo tan característico de las bicicletas de montaña de 26” sustituyéndolo por una sensación de flotabilidad sobre el terreno y haciendo el descenso en estas bicicletas de montaña más seguro, teniendo sensaciones parecidas a las de una doble. Su tracción es mayor que en el resto de modelos de bicicletas de montaña, lo que permite estar más tiempo sentado, y mantener la velocidad de subida si se tienen buen fondo para ello. Todo esto se traduce en una conducción más cómoda y estable, cuyo menor ángulo de ataque y mayor inercia harán que una vez comiences a rodar con estas bicicletas de montaña necesites menos energía para mantenerlas en marcha.

Inconvenientes: El diámetro mayor de sus ruedas las hacen menos ágiles, por lo que en caminos estrechos y sendas, en giros cerrados y cambios bruscos de dirección, será donde veas que ese diámetro de tu bicicleta de montaña de 29” hace que sean lentas a la hora de acelerar tras cambios de ritmo y que necesites un esfuerzo extra para volver a alcanzar la velocidad de crucero. Para compensar esa falta de control en tu bicicleta de montaña de 29” el manillar suele ser más largo. Todo esto sin olvidar que es una bicicleta de montaña, más pesada, menos rígida debido a su mayor diámetro.

Conoce nuestro catalogo de bicicletas de montaña

VALORACIÓN MEDIA
de nuestros clientes
8.66/10
995 comentarios
de nuestros clientes
Muy buena relacion calidad precio, va muy bien lo unico que la horquilla se queda un poco pillada la probare y vere si es defecto de fabrica o son cosas mias
Cerrar aviso acerca del uso de las Cookies Uso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar navegando entendemos que se acepta nuestra política de cookies.