Materiales de las Bicicletas de Montaña

Materiales de las bicicletas de montaña

Acero
Es el material con mejor calidad precio y el pionero en el mundo de las bicicletas de montaña. Desde hace algunos años se suele combinar con el molibdeno, para crear lo que muchos riders llamamos “Cuadro de Cromoly”, haciendo que los cuadros de las bicicletas de montaña sean más ligeros.

Aluminio
Después del acero, fue el segundo en entrar en el juego de guerra de las bicicletas de montaña. Es un material más ligero que el acero, pero debido a su menor resistencia, frente a roturas, las marcas de bicicletas de montaña se vieron obligadas a reforzar las zonas de unión entre tubos, con lo que al final, no había tanta mejora en el peso de las bicicletas. Con las actuales innovaciones tecnológicas en materiales y uniones, esto se ha ido solucionando produciendo bicicletas de montaña con un peso más contenido y un material que a priori absorbe mucho mejor las vibraciones del terreno, pero hay que tener los sentidos muy agudizados para notarlo. Esto es debido a que los impactos se disipan a través de toda la estructura del cuadro de las bicicletas de montaña y da la sensación de que absorbe mejor los impactos.

tubo-bicicleta-de-montana-cloot

Titanio
El titanio es de los metales más ligeros y también más caros para los cuadros de las bicicletas de montaña, más caro incluso que la fibra de carbono. Su principal característica es su elasticidad, lo que se traduce en una mejor absorción de las irregularidades del terreno, además que flexa menos y es prácticamente inalterable, no se oxida ni se fisura, el que tiene un cuadro de titanio lo tiene para toda la vida. Estas cualidades del titanio en las bicicletas de montaña, permite crear tubos con el mismo perfil que el acero, pero mucho más ligeros, con mejor absorción y durabilidad y una increíble relación resistencia/rigidez/peso.
Debido su coste tan elevado, pocas marcas son las que todavía hacen cuadros de titanio para bicicletas de montaña.

Fibra de Carbono
El carbono que tan de moda está en los cuadros de las bicicletas de montaña es un material que absorbe mucho mejor las pequeñas vibraciones del terreno, mucho más rígido que el aluminio y que al tener una mayor absorción flexa más. Además este tipo de material casi no tiene fatiga y le puedes dar formas a los cuadros de bicicletas de montaña que de otra manera no podrías. Su fabricación se dispone en capas y hay varios tipos de calidades, que pueden encarecer el precio hasta límites insospechados. Este tipo de procedimiento de manufactura permite a los ingenieros jugar con la flexión de las diferentes partes del cuadro de la bicicleta y reforzar o no en lugares donde previsiblemente va a ser necesario. Entre los inconvenientes está que superado su límite de fisura no se dobla, sino que directamente se parte, así que hay que ir con cuidado con los cuadros de bicicletas de montaña realizados con este tipo de material.