Archivo de la etiqueta: platos

¿Mono, Doble o Triple Plato?

La cuestión del número de platos en las bicicletas, lleva casi 10 años en la boca de todo ciclista, pues desde que en el año 2010 saliera al mercado este primer tipo de configuración, ha tenido muchos detractores y seguidores. Si esto no fuera suficiente, tres años después estos dos platos se redujeron a uno y hoy en día, ya comienza a ser difícil ver bicicletas con dos platos y mucho más tres.

Hoy queremos destripar las características de cada sistema, no vamos a hablar de desarrollos, pero sí de en qué tipo de disciplinas es mejor tener un monoplato, doble o triple, pues aunque parezca una antigualla, hay situaciones en las que llevar un triple plato es recomendable.

Lejos de ser una moda, en Clootbike, vemos esta división de platos como oportunidades para elegir el tipo de desarrollo y estilo de bicicleta que practiquemos. Lo vemos como una manera de identificar y cubrir nuestras necesidades mediante la personalización de nuestro estilo de una manera efectiva y funcional.

Dicho esto, es momento de desgranar esas dudas que siempre atenazan a los bikers, con el número de platos que más les convienen.

  • 3 Platos: Se dice de ellos que pesan más, que se desajustan más y que son muy difíciles de usar. Pues bien, durante años los hemos llevado y se desajustan igual que cualquier otro componente de la bicicleta, dónde influye el terreno por el que uno se mueve, las horas de uso y sobre todo el mantenimiento. En cuanto al peso, evidentemente pesan más, pero ese más no creemos que sea significativo en una gama media de bicicletas.
    La dificultad de su uso, pasa por saber que el grande es para bajar, el pequeño para subir y el mediano para llanear.
    Esta combinación de tres platos es la que podremos encontrar en bicicletas de cicloturismo y grandes aventureros que recorren el mundo en bicicleta, ya que hacen muchos kilómetros y pueden encontrarse en cualquier tipo de situaciones, además de la necesidad de un plato realmente pequeño para afrontar subidas con la bicicleta cargada de alforjas. Es cierto que estos viajeros poco a poco también se van decantando por el doble plato pues no tienen la necesidad de pedalear bajando a más de 50km por hora, pero si eres de los que aun en bajadas de montaña quiere seguir dando pedales… ¡Este es tu elección!

  • 2 Platos: Fee el sistema que encendió la mecha del cambio allá por el año 2010, al que muchos se negaron a usar, pero que durante años ha sido el más extendido. El beneficio de los dos platos, es la facilidad de uso, así como la posibilidad de una mayor cruce de cadena, aprovechando cada plato más piñones que un sistema de triple plato. Con este sistema puedes llegar a igualar los desarrollos de un tres platos siempre que hagas una buena combinación de platos y piñones, como por ejemplo un 34×24 y 11×40.
    Este sistema puede ser el recomendado para aquellas personas que comienzan en el mundo de la bicicleta de montaña y no tengan una buena preparación física, ya que los dos platos dan una mayor facilidad de uso, así como una mayor versatilidad en todo tipo de terrenos. Esto quiere decir que seremos competentes tanto subiendo como bajando, sin tener que poner el pie a tierra por falta de desarrollos. Si tienes una 29” y tu forma física está de mitad para abajo… ¡Estos son tus platos!

  • Mono plato: Esa grandísima novedad que nos dejó a todos con los ojos como platos en el año 2013 y que hoy hay un gran elenco de grupos diferentes en los que elegir. En cuanto a sus virtudes está el ahorro de peso respecto al sistema de dos o tres platos, ya que en este caso, sí que desaparece el desviador delantero, dos platos, además del pulsador, por lo que aunque tampoco es un ahorro excesivo en bicicletas de gama media, es un aliciente más para él. Este sistema destaca por su sencillez y bajo peso y aunque en sus inicios pecaba de una falta de desarrollos respecto a los sistemas con más platos ahora es más versátil, aunque por experiencia propia se requiere un de un buen estado de forma para afrontar subidas de más del 20%. En cuanto a sus inconvenientes está un mayor desgaste de la transmisión y la pérdida de desarrollos, pues aunque ya tenemos encima el 1×12 nunca podremos con un monoplato ser capaces de bajar a más de 50km/hora y subir pendientes del 20% salvo casos concretos. Si estás en buena forma, o de la media para arriba, si en tu zona no hay grandísimos desniveles y no te gustan complicarte la vida con varios platos entonces… ¡Lo tuyo es el monoplato!

Esperamos con esta pequeña guía sobre las transmisiones de platos en bicicletas de montaña haberos ayudado a esclarecer un poco, este mundo de opciones. Si todavía tenéis dudas os recomendamos visitar esta web, en la que podréis saber todo lo referente a desarrollos anotando vuestra transmisión actual. También existe una app llamada “Bike Gear Calculator” que sirve para tener una mejor orientación de una vez elegido el número de platos, adecuar estos al desarrollo.

Web Bike Gear Calculator