Cómo colocar el Sillín de vuestra MTB

Cómo colocar el Sillín de vuestra MTB

 

En esta ocasión, y ya que tanto el modelo, Zoomper, como el Dako, llevan el mismo sistema de “Nuez” para la inserción de el sillín de nuestra MTB, vamos a haceros una pequeña explicación de cómo colocarlo.
Desde nuestras instalaciones ClootBike, todas nuestras MTB, salen ya con la “Nuez” colocada en el sillín, para que os sea más fácil poner luego la tija e insertarlo en su lugar. Igualmente, os vamos a dar unas pequeñas reseñas de cómo colocar esta “Nuez” en vuestra bicicleta MTB.El primer paso sería tener a mano las herramientas necesarias, que aquí tan sólo hace falta:
1. Paciencia
2. Llave fija del número 13 (en su defecto llave inglesa
Nuez-MTB

Siempre es mejor usar una llave fija para montar vuestra bicicleta, pues se corren menos riesgos de arañar la rosca de las tuercas.
Una vez llegados a este punto la manera de colocar el sillín es bien fácil.
Primero que nada ponemos el tubo de la tija del sillín en la bicicleta de montaña. Tras esto, debemos colocar el sillín recordando de aflojar las tuercas para que sea más fácil este proceso. Pero sin llegar a quitarlas, pues sino, corremos el riesgo de que se nos salgan las abrazaderas metálicas que van por las guías y os dificulte el proceso.
Ahora llega el momento de adecuar el ángulo del sillín y la distancia. Aunque es cuestión de gustos, muchos podéis llegar a sufrir alguna molestia si no está bien colocado, tanto en altura, como en ángulo o distancia.

1. Ángulo: Generalmente debe ir paralelo al suelo. Si lo inclinamos hacia arriba corremos el riesgo de que se nos duerman las entrepiernas. Si lo colocamos hacia abajo podemos resbalarnos y tener que forzar para permanecer en el sillín.

2. Distancia: El sillín no permite mucho desplazamiento, pero unos 5cm si que deja. En este caso si sentís que el manillar está muy lejos acercarlo un poco, pero tampoco en exceso ya que puede repercutir en la pedalada.

3. Altura: Tampoco vamos a hacer un estudio biométrico, así que lo más sencillo y para “ir por casa” es una altura en la que vuestra pierna no esté del todo estirada y que lleguéis al suelo sin llegar a poner la planta del pié. De esta manera sabréis que no estáis ni muy altos ni muy bajitos y salvo que vayáis a hacer cientos de kilómetros iréis cómodos y no necesitaréis complicaros con medidas de cadera, tiro de pierna, etc.

 

Cuándo ya habéis decidido estos tres factores, ya sólo os queda apretar las dos tuercas alternativamente de uno y otro lado del sillín, para disfrutar de vuestra MTB.